Mejores Biberones para Bebé

Mejores Biberones para Bebé

¿Cuál es el Mejor Biberón para Bebé del Mercado?

Muchos padres no se dan cuenta de la importancia de elegir el biberón correcto para su bebé, ya que tener uno que no es adecuado puede ocasionar algunos pequeños problemas que nadie quiere.

Puede que te sorprendas al saber la gran variedad de biberones que hay en el mercado. Y, al encontrar tantas opciones diferentes, puedes sentirte confundido sobre el biberón ideal para tu bebé.

Para que puedas salir de dudas y no te arriesgues a que la alimentación de tu bebé sea lenta y desagradable, mira esta información y entérate sobre cuál es el mejor biberón para bebé del mercado.

Comparativa de los Mejores Biberones de 2021

⭐EL MEJOR⭐
IMAGEN
Tommee Tippee Closer to Nature - Kit de Biberónes anticólicos, transparente
PRECIO
VALORACIONES
OPINIONES
PRIME
TAMAÑO
84,2 x 39,2 x 21,8 cm
PESO
5,1 Kg
PRECIO
MEJOR CALIDAD-PRECIO
IMAGEN
Tommee Tippee Biberones Colorados, Azul, 6 unidades
PRECIO
VALORACIONES
OPINIONES
PRIME
TAMAÑO
45 x 45 x 135 cm
PESO
7,02 Kg
PRECIO
IMAGEN
Philips Avent SCF036/27 - Biberón natural de 330 ml, Pack de 2 biberones,...
PRECIO
VALORACIONES
OPINIONES
PRIME
TAMAÑO
43 x 40 x 135 cm
PESO
6,4 Kg
PRECIO
IMAGEN
Philips Avent SCF033/27, Biberón Natural, Transparente, 2 x 260 ml
PRECIO
VALORACIONES
OPINIONES
PRIME
-
TAMAÑO
45 x 43 x 126 cm
PESO
3,96 Kg
PRECIO
MÁS BARATO
IMAGEN
MAM Babyartikel 99921511 - Kit biberon (2 unidades), color azul, 260 ml
PRECIO
VALORACIONES
OPINIONES
PRIME
TAMAÑO
43 x 45 x 126 cm
PESO
3,31 Kg
PRECIO

¿Qué Biberón Comprar?

Este biberón está fabricado con materiales de la mejor calidad. Presenta un sistema de tubo y válvula, el cual proporciona una aireación óptima mientras tu bebé está tomando de él. Asimismo, es un biberón muy fácil de sujetar y con tetina de flujo lento, así que puedes estar tranquilo con que tu bebé comerá de forma segura. 

Está hecho con una tetina que viene con una forma de fácil agarre para tu bebé, lo que le permitirá una succión continua y muy cómoda. Además, está inspirado en lo que más aman los bebés, ya que tienen la tetina parecida al pezón y se flexionan como una mamá lo haría.

Conclusión:

Darle a tu bebé un buen biberón con el que se sienta feliz, cómodo y sano es una de las mejores cosas que puedes hacer por él. Este biberón es uno de muy buena calidad y fácil agarre. Además, tiene una válvula anti cólicos que lo convierte en una opción genial. Una cosa que debes tener en cuenta es que estos biberones solo son compatibles con las tetinas Closer to Nature Anti-Colic.

A FAVOR

EN CONTRA

Opinión de otros Compradores

"Es perfecto, tiene todo lo que muestra en la descripción del producto y esto me encanta. Además, el precio vale completamente la pena."

Alejandra O.

Este tipo de biberones son parecidos al pecho de las madres, ya que la tetina tiene características similares a la forma del pecho, además, puede flexionarse para una alimentación más cómoda. Vienen con una válvula sensible, la cual ayudará a eliminar el exceso flujo de aire y previene los cólicos. 

Gracias a que vienen en forma de pecho, el bebé puede engancharse a la tetina con mucha facilidad. Asimismo, muchas de las madres que lo utilizan lo recomiendan para los bebés de 0 a 6 meses. La tetina está fabricada con silicona de alta calidad y se siente más cerca de la piel, lo que se sentirá como mamá para tu bebé.

Conclusión:

Este biberón es una opción genial para darle de comer a tu bebé, aun cuando está muy pequeño. Tiene forma de pecho materno, lo que lo hará sentir muy cómodo y seguro. Además de que está fabricado por una marca reconocida que te brindará extrema confianza en cuanto a la protección de tu bebé, están libres de BPA para tu máxima tranquilidad.

A FAVOR

EN CONTRA

Opinión de otros Compradores

"Son los mejores biberones que hemos probado. Mi bebé no quería utilizar ninguno, hasta que conseguimos estos. Me gustan muchos y los recomiendo."

Ana María S.

Se trata de un pack de dos biberones con capacidad de 330 ml, por lo que es una muy buena opción para tu presupuesto. Asimismo, está completamente libres de BPA, lo que te dejará muy tranquilo. También tiene una forma de enganche natura, gracias a una tetina ancha similar a la forma del pecho. 

Está fabricado con un innovador sistema anti cólicos, gracias a una válvula doble, la cual ventila el aire hacia el interior del biberón y no hacia la barriguita del bebé. Además, está hecho con una forma ergonómica por lo que es muy fácil de sostener, sin importar la dirección. Por último, la tetina es ultra suave para tu bebé. 

Conclusión:

Con este biberón le estarás proporcionando una gran comodidad a tu bebé a la hora de comer, ya que puede imitar con éxito el pecho de mamá. Asimismo, la tetina cuenta con un diseño flexible en forma de espiral, lo que permite que sea más natural. Por otra parte, es muy resistente al calor, por lo que puedes estilizarlo de manera habitual, sin ningún riesgo.

A FAVOR

EN CONTRA

Opinión de otros Compradores

"Son unos de los mejores biberones del mercado. Me gusta utilizarlos en las noches, ya que el bebé puede controlar el flujo sin importar la dirección."

Dolores H.

Se trata de un pack de dos biberones con capacidad de 260 ml, por lo que podrás confiar en que tu bebé quedará muy bien alimentado, teniendo control de la tetina al mismo tiempo. Además, tiene un enganche natural gracias a una tetina ancha, la cual tiene forma de pecho y le brindará comodidad a tu bebé.

Cuenta con una forma ergonómica para que tú o tu bebé puedan tomarlo de forma fácil, sin importar la posición. Asimismo, la tetina es ultra suave, así que tu bebé puede alimentarse de forma segura y con confianza. Esta tetina también está fabricada con pétalos que la harán flexible y sin contracciones. 

Conclusión:

Este biberón está fabricado con los mejores materiales que pueden ayudar a reducir la incomodidad y los cólicos de tu bebé. Asimismo, tiene un enganche natural, lo que hace que sea fácil de combinar con la lactancia materna. Es una opción que definitivamente deberás tomar en cuenta si quieres alimentar a tu bebé de manera cómoda y segura.

A FAVOR

EN CONTRA

Opinión de otros Compradores

"Están muy bien hechos y cumplen con su función. Me siento muy bien alimentando a mi bebé con uno de estos. Lo recomiendo."

Angel C.

Este biberón es anti cólico, así que podrás confiar en que tu bebé estarás seguro al momento de alimentarse. Se trata de una botella de cuello ancho, cuyo agarre es muy cómodo y fácil. Asimismo, es natural y segura porque están hechas de polipropileno (PP) y permiten un flujo uniforme de la bebida.  

Por otra parte, es extremadamente fácil de limpiar, ya que podrás desenroscar la válvula inferior y esto te da total acceso. La tetina que incluye está hecha de silicona que tiene una superficie similar a la piel de la madre. Además, permite un flujo uniforme del líquido, lo que te dará más tranquilidad.

Conclusión:

Este biberón te permitirá cambiar fácilmente entre el pecho y el biberón, por lo que es ideal para las madres que tienen que trabajar y no pueden atender a tiempo completo a su bebé. Otra de las ventajas es que también puede ser usada como una taza para medir. También viene con aberturas anchas para una limpieza fácil y rápida.

A FAVOR

EN CONTRA

Opinión de otros Compradores

"Es extremadamente fácil de montar y de limpiar. Nos sentimos muy cómodos con ellas y lo recomiendo al 100%."

Alberto G.

¿Cómo preparar el biberón a mi hijo?

Si has decidido darle biberón a tu bebé, sean cuales sean tus razones, lo más importante es que lo prepares de manera correcta y con la higiene adecuada. En la información, te mostramos algunos consejos que pueden ayudarte a preparar el alimento de tu bebé de forma segura. 

  1. Lava tus manos y el biberón: El proceso de preparar un biberón es bastante sencillo, deberás empezar lavándote muy bien las manos con abundante gua y jabón, para luego dirigirte a lavar los biberones. Para lavarlos, puedes usar un cepillo que te ayudará a quitar todo el sucio que pueda haber en el interior, como leche atascada.
  2. Esteriliza el biberón: Para una esterilización casera, lo más recomendable es utilizar una hoya de peltre, además, asegúrate de lavarla muy bien y solo usarla con el fin de esterilizar los biberones de tu bebé. Luego, agrega agua junto con los biberones previamente lavados, pon todo esto en la estufa y deja hervir. Cuando llegue a su punto de ebullición solo tendrás que apagarla.
  3. Hierve agua: Para este paso, debes seleccionar una hoya únicamente para hacerle el biberón a tu bebé. Luego, agrega agua limpia y déjala hervir, una vez que esta se enfríe y se encuentre a temperatura ambiente debes verter la cantidad necesaria de agua en el biberón que has seleccionado previamente.
  4. Utiliza la cantidad de leche adecuada: Nivela las cucharadas de leche en polvo con un cuchillo o el borde del recipiente. Lo más recomendable es que no prepares biberones con diferentes concentraciones, porque si utilizas más agua de lo normal, disminuirá la ingesta de alimentos, y si utilizas más leche, puede causar problemas digestivos a tu bebé.
  5. Agítalo y caliéntalo: Después de añadir el número recomendado de cucharadas de fórmula o lecha, agita el biberón con fuerza, de esta manera todo se mezclará. En este paso, ten cuidado de no tocar la tetina. Luego puedes calentar el biberón, utilizando para ello un calentador o en una cacerola de agua caliente.

¿Cómo dar el biberon a un bebé?

Para dar el biberón a tu bebé de manera adecuada, dependerás de algunos aspectos importantes, como por ejemplo, la forma de sostener al pequeño mientras lo alimentas o la frecuencia con la que lo haces. Para que estés completamente seguro, te decimos algunos consejos que puedes tener en cuenta al momento de darle el biberón a tu bebé.

  1. Acuna al bebé en tus brazos: Puede parecer obvio, debido a que esta es la posición clásica en la que la mayoría de las personas alimentan a sus bebés con. En esta posición, la cabeza del bebé debe descansar en la curva de tu brazo, mientras que al mismo tiempo sostienes su cabeza y su pecho con una ligera inclinación; además, cerca de tu pecho es genial.
  2. Sostén al bebé en una posición vertical: En lugar de estar acostado, el bebé debe estar casi en una posición sentada, con su cabeza sobre tu pecho o en la parte curva de tu brazo. Si tu bebé tiene reflujo y lo sabes, esta posición será ideal para él. Debes inclinar el biberón para que la leche llene completamente la tetina, de lo contrario, puede hacer que el bebé trague algo de aire.
  3. Sostén al biberón en un ángulo vertical: Este es un consejo que, en definitiva, deberás tomar en cuenta para darle a tu bebé el biberón de manera exitosa. Cuando el biberón se sostiene en posición horizontal, el bebé tiene que trabajar para extraer leche del biberón, en lugar de que la leche gotee en su boca.
  4. Dale al bebé algunos descansos: Para lograr esto, en lugar de apartar el biberón de la boca del bebé, inclina el biberón hacia atrás para que la leche salga de la tetina y el bebé pueda dejar de succionar la leche. De esta manera, el bebé tiene la oportunidad de recuperar el aliento, sin embargo, si te parece que todavía está buscando leche, ofrécele más.
  5. Usa una almohada: Si aún después de todo esto, todavía no te sientes cómodo para alimentar a tu bebé con un biberón, una almohada puede ayudarte. Una almohada de lactancia puede ser útil para mantener el pecho y la cabeza del bebé apoyados en un ángulo, además, puede darle un respiro a tus brazos.

¿Cómo calentar el biberón de mi bebé?

Cuando tu bebé está realmente hambriento no hay manera de calmar el llanto y los gritos. Lo mejor es darle un biberón lo más rápido posible, para esto, debes saber cómo calentar su biberón muy rápidamente y de manera segura. Para que sepas cómo hacerlo, te mostramos algunos consejos y maneras de calentar el biberón de tu bebé.

  1. No utilices el microondas: Cuando colocas el biberón en el microondas, el biberón puede llegar a calentarse demasiado, además  de que seguirá cocinándose aún después de que lo has extraído. Esto puede causar quemaduras en tu bebé y ponerlo en riesgo, cosa que nadie quiere y que puede resultar muy peligroso.
  2. Colócalo en agua caliente: Calentar los biberones mientras la estufa está encendida y el agua está hirviendo, puede hacer que la leche se caliente de manera desigual o que pueda sobrecalentarse. Por ello, lo más recomendable es calentar el agua en la cocina y luego poner el biberón en ella, esto luego de haberla retirado del fuego.
  3. Intenta calentarlo uniformemente: Puede que pienses que el método que elijas está calentando el biberón de tu bebé de manera uniforme, sin embargo, lo mejor siempre es prevenir. Para asegurarte de ello, remueve suavemente (sin agitar) la leche dentro del biberón, así sabrás que no hay puntos calientes. Además, toca todo el biberón para que sepas que la temperatura sea la misma en todos los puntos.
  4. Prueba la temperatura: No importa qué método para calentar el biberón de tu bebé utilices, siempre recuerda que la seguridad de tu bebé es lo más importante.  Por lo tanto, asegúrate de probar la leche antes de darle el biberón a tu bebé, de esta manera lograrás evitar que se queme la boca cuando empiece a succionar. Para esto, solo tienes que poner unas gotas de leche en la parte interna de tu muñeca.
  5. Utiliza un calentador de biberones: Una opción más práctica y segura para calentar el biberón es utilizar un calentador de los que hay en el mercado. Podrás encontrar una gran cantidad de opciones, solo tendrás que asegurarte de que se ajusten al tamaño y al modelo de los biberones que estás utilizando. Esta es una manera muy cómoda de calentar los biberones.

¿Cuando cambiar la tetina del biberón?

Saber el momento en el que debes cambiar la tetina del biberón de tu bebé se reduce a dos simples factores: el flujo de la tetina y el desgaste general. Esto se debe a que, con el tiempo, el bebé puede succionar con más fuerza la tetina. Si tu pequeño se tensa mientras se está alimentado, puede que necesites una tetina con un flujo más lento.

Por otra parte, lo más recomendable es cambiar las tetinas del biberón cada 3 meses, de esta manera podrás asegurarte de que esta se mantengan en buenas condiciones y que tu bebé se está alimentando de manera cómoda y segura. Sin embargo, si detectas una grieta en cualquier parte, tendrás que cambiarla inmediatamente.

5 trucos para que el bebé tome el biberón

Puede que estés planeando solo darle pecho a tu bebé, sin embargo, puede que durante todo este proceso surjan situaciones que no puedas controlar, por ejemplo, puedes llegar a enfermarte o a tener que salir de viaje con urgencia. Para evitar dolores de cabeza y que tengas que hacer sufrir a tu bebé más adelante, puedes darle un biberón y, si has decidido hacerlo, te mostramos algunos trucos.

  • Inténtalo desde temprano: Muchos bebés toman el biberón sin ningún problema, pues se trata de un reflejo instintivo que todos tienen. Estos, son generalmente los que han empezado a tomarlo en el primer mes de nacimiento. Sin embargo, algunos bebés de 3 o 4 meses de edad, pueden sentirse más reacios a alimentarse con él. Ten esto en cuenta antes de decidir no darle biberón.
  • Ofrécelo a menudo: Incluso si estás amamantando y tu bebé está muy bien alimentado con ella, algo muy recomendable es dar al bebé al menos un biberón a la semana, esto una vez que se haya establecido la lactancia. Si sigues este consejo, el biberón se hará parte de la rutina de tu bebé más rápidamente y, al mismo tiempo, así que es menos probable que se resistan.
  • No le des cuando esté hambriento: Si tu bebé está reacio de consumir el biberón, un gran tip es no ofrecérselo cuando tenga mucha hambre. Si estás amamantando regularmente a tu bebé, se sugiere ofrecer un biberón entre las sesiones de lactancia. Esto se debe a que si están tranquilos y no tienen mucha hambre, pueden tomarlo más fácilmente.
  • Deja que otros lo alimenten: Dejar que las demás personas intenten alimentar a tu bebé con el biberón puede ser la solución para ti. Puedes tener en cuenta que algunas mamás tienen éxito al salir de la casa y permitir que su pareja intente darle el biberón al bebé. Recuerda no hacerlo cuando la alimentación sea obligatoria y tu bebé esté muy hambriento.
  • No llegues a frustrarte: Si aún después de intentarlo durante un rato largo, tu bebé no toma el biberón, lo mejor es dejarlo tranquilo. Luego, puedes volver a intentarlo más tarde en lugar de forzarlo y presionarlo, ya que si lo haces puedes hacer que tanto tú como tu bebé lleguen molesten.